Fit & Chic

AYUNO INTERMITENTE: CONOZCA UNA NUEVA OPCIÓN ALIMENTICIA PARA PERDER PESO

Enfoque
Escrito por Enfoque

Comúnmente, existen dietas que se adaptan a las necesidades u objetivos de cada individuo; sin embargo, entre los aspectos más difíciles de llevar a cabo encontrará la disminución de la ingesta de víveres. Particularmente, existe un régimen llamado intermittent fasting —ayuno intermitente, por su traducción al español—, el cual está relacionado con la pérdida de medidas y la utilización de aquellas grasas acumuladas, cuando es necesario obtener energía. Cabe aclarar que no es inanición, pues debe hacerse controladamente, bajo las condiciones adecuadas y de manera voluntaria. En términos generales, el método para efectuarla satisfactoriamente consiste en dejar de consumir platillos durante una fracción del día o a lo largo de 24 horas; según lo prefiera, podrá elegir el mejor intervalo.

Al iniciar un nuevo régimen, es importante considerar los pros y contras con los cuales se topará en el camino; de acuerdo a esto, la nutricionista Diana Rojas, fundadora del centro nutricional Nutryfit, explica: “Permite hacer un reseteo del metabolismo, sacando al organismo de la zona de confort. Durante la primera semana el proceso es duro, pues puede desencadenar hipoglicemia, incrementar la ansiedad y alterar el genio, pero luego el cuerpo termina tolerándolo y hace cambios, principalmente en la insulina”. Asimismo, la especialista menciona que “acompañado del monitoreo adecuado, incluso podría bajar la inflamación, mejorar el colesterol, triglicéridos y sobre todo, llevar un esquema alimenticio de tres comidas al día”. A pesar de dichos puntos positivos, existen precauciones a tener en cuenta; por ejemplo, posiblemente desencadene dolores de cabeza, debilidad, acidez estomacal, disminución de la masa muscular y ralentice la absorción de nutrientes, ocasionando un efecto rebote al dejar la dieta.      

Si desea implementar el régimen, en primer lugar debería acudir a un experto que lo guíe de la mejor manera; por tanto, la nutricionista Diana Rojas establece empezar poco a poco, puede hacerse entre 14 y 16 horas, es decir, tendrá dicho tiempo para efectuar el ayuno; esto no significa eliminar absolutamente la ingesta de alimentos, pues tiene permitido tomar bebidas, las cuales no estimulen la insulina, por ejemplo, tinto, té, aromática, todo sin azúcar; estas a su vez le facilitarán mantenerse hidratado. Asimismo, recomienda acompañar el intermittent fasting con una dieta cetogénica, ya que “al aumentar las grasas y disminuir los carbohidratos, la ansiedad se corta rápidamente”, explica Rojas. Igualmente, la especialista aconseja organizarse y no desistir durante la semana número uno, debido a que será bastante difícil mientras termina de adaptarse al nuevo ritmo.

DIFERENTES TIPOS DE PLANES DEL AYUNO INTERMITENTE

Existen distintos intervalos para desarrollar la dieta: “Al comenzar, 16/8 o 14/10 está entre las formas de hacerlo. Inicialmente, se mantienen los esquemas durante una semana o jornadas intercaladas, pasado este tiempo deben efectuar más horas de abstinencia hasta completar día por medio de ayuno, dependiendo las condiciones de las personas”, explica Diana Rojas. A continuación, Enfoque Caribe le mostrará cuatro maneras de realizar el intermittent fasting.  

8/6. Para los que apenas empiezan en el mundo del fasting, otra excelente opción es esta, pues solo deben ayunar durante 14 horas en el día, permitiendo la ingesta de comidas desde las 8:00 de la mañana hasta alrededor de las 6:00 de la tarde; lo anterior, significa que podrá consumir el desayuno, almuerzo y cena, junto a las meriendas. Recuerde mantener una alimentación balanceada, controlando las calorías, y si desea obtener mejores resultados en la pérdida de peso, complemente con un régimen alto en grasas.

16/8. Este intervalo aumenta a 16 horas en las que debe evitar el consumo de alimentos. Además, tiene la alternativa de efectuarlo todos los días de la semana o solo dos, dependiendo de los resultados que espere alcanzar y las condiciones físicas. Asimismo, puede elegir como desee aquellos espacios durante los cuales suprimirá las comidas, por ello, Rojas determina: “La hora de la última comida marcará la diferencia en la manera cómo se hace el ayuno, pues entre más tarde cene, así voy a desayunar”.

12/6. Siguiendo el camino, continúan en aumento las horas de ayuno a 18, pues durante este intervalo de tiempo solo se alimentará de manera adecuada de 12:00 p.m. a 6:00 p.m., lo cual significa que no consumirá el desayuno, aunque sugieren empezar el día con una taza de té o bebidas funcionales para la reducción del apetito, gracias a la catequina en su composición, facilitándole superar la mañana. Además, es recomendable permanecer consumiendo suficiente agua hasta llegar a la comida, siempre evitando la azúcar.

5/2. Aquí no están refiriéndose a algunas horas, sino a dos días, durante los cuales realizará ayuno intensivo, donde solo se permite el consumo máximo de 700 calorías. En otros casos, posiblemente no haga ingesta alguna de alimentos; sin embargo, recuerde las bebidas permitidas a lo largo del proceso y comer saludablemente. Cabe resaltar que se hace de forma intercalada, es decir, debe colocar las jornadas de abstinencia en medio de las otras cinco, evitando un desbalance en el organismo.

Diana Rojas: @nutryfitco

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.