miércoles, mayo 22, 2024
spot_img

Novedades

101 ASTROLOGÍA: PRINCIPALES CONCEPTOS PARA COMPRENDER MEJOR EL MUNDO DE LOS ASTROS

Signos zodiacales, Mercurio retrógrado, eclipses, fases lunares, son algunos de los términos que, muy seguramente, escuchas cuando se trata de la astrología, pero ¿en qué consiste? Según la RAE —Real Academia Española— es el “estudio de la posición y del movimiento de los astros como medio para predecir hechos futuros y conocer el carácter de las personas”. En ese sentido, las lecturas de dichos elementos —Sol, Luna, estrellas y planetas—, permiten determinar el camino de tu carrera, relaciones, salud y, en medidas más amplias, tendencias internacionales, cambios financieros o acontecimientos de gran magnitud. Debido a lo anterior, La Revista Enfoque te comparte ciertos conocimientos básicos, mediante los cuales podrás comprender mejor este mundo.

PLANETAS. Cada planeta representa características particulares, dependiendo de su tránsito en el espacio: Mercurio —comunicación—, Venus —amor, belleza, dinero—, Marte —pasión, coraje, energía—, Júpiter —suerte y abundancia—, Saturno —karma, reglas, disciplina—, Urano —rebelión y cambio—, Neptuno —ilusión y creatividad—, Plutón —poder—.

LUMINARIAS. Dentro de los planetas, también encontrarás dos luminarias: el Sol y la Luna; en ese sentido, la estrella simboliza tu esencia, personalidad, preferencias y marcará el signo, dependiendo dónde esté cuando naces; por otro lado, el satélite natural representa todo aquello guardado internamente, es decir, la espiritualidad y lo que conservas para sí mismo.

CARTA NATAL. El momento exacto de tu nacimiento —fecha, hora y lugar— permitirá saber cómo estaba el cielo en ese instante, facilitando conocer datos precisos de dónde se encontraban los planetas, luminarias, casas, grados y aspectos; con base en ello, es posible identificar características básicas de la personalidad o posibles sucesos que enfrentarás en la vida.

SIGNOS DEL ZODIACO. El zodiaco abarca la trayectoria del Sol entre las constelaciones a lo largo de un año; así pues, existen 12 signos —Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpión, Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis—, cada uno con características específicas; a su vez, los planetas y luminarias atraviesan el cinturón, afectando de distintas maneras.

ELEMENTOS. Cada signo del zodiaco está regido por 4 elementos, que ayudan a comprender cómo las personas se manejan en el mundo: aire —tienden a saltar rápidamente de una idea a otra, siendo curiosos e independientes—, fuego —expresivos, pasionales y dinámicos—, tierra —perfeccionistas, serviciales y prácticos—, agua —empáticos, emocionales y artísticos—.

CASAS. Existen 12 casas, que representan áreas específicas y cuando un planeta entra en alguna, refleja su energía: 1 —comienzos—, 2 —posesiones materiales—, 3 —comunicación—, 4 —familia—, 5 —creatividad—, 6 —salud—, 7 —relaciones—, 8 —sexo—, 9 —espiritualidad—, 10 —estatus—, 11 —amistad— y 12 —intuición—.

ASPECTOS. Representan el ángulo que forman los planetas encontrados dentro del círculo de la eclíptica, los cuales pueden ser conjunción, oposición, cuadrado, trígono, sextil, entre otros; en ese sentido, dependiendo de los involucrados, suelen crear relaciones armoniosas, dinámicas o neutras, pues señalan que las energías de cada cuerpo tienden a mezclarse, afectando el entorno.

GOBERNANTES. Cada signo zodiacal pertenece a un planeta, el cual sería su regente, manteniendo una relación que fortalece sus características cuando se encuentran juntos; así pues, Mercurio rige sobre Géminis, Virgo; Venus: Tauro, Libra; Marte: Aries, Escorpión; Júpiter: Sagitario, Piscis; Saturno: Capricornio, Acuario; Urano: Acuario, Neptuno: Piscis, Plutón: Escorpión, Sol: Leo y Luna: Cáncer.

ECLIPSES. Los eclipses son fenómenos naturales, provocados cuando la Tierra, Luna y el Sol se alinean; dicho acontecimiento representa cambios drásticos e inesperados. Así pues, puedes encontrar los lunares, relacionados con finales imprevistos o emociones complicadas, pero también atraen cierres necesarios en tu vida; por su parte, los solares significan nuevos comienzos o sorpresas positivas.

RETRÓGRADO. Este fenómeno se presenta cuando la Tierra empieza a moverse alrededor de un planeta a mayor velocidad, dando la sensación de que el otro cuerpo va hacia atrás. Dicha circunstancia suele relacionarse con sucesos inesperados; también, puede ser una oportunidad de solucionar errores. De allí, surgen términos como Mercurio o Saturno retrógrados.

RETORNOS. Los retornos se presentan cuando un planeta regresa a la posición exacta, donde estaba en el momento del nacimiento, tanto al signo y grado; de allí, surgen términos como retorno de Saturno, el cual simboliza etapas de autorreflexión y planificación, haciendo un llamado, con el fin de determinar si estás tomando decisiones correctas.

FASES LUNARES. Cada 28 días, la Luna atraviesa 4 fases, que poseen incidencia en las emociones de las personas; así pues, nueva, representa comienzos diferentes; creciente, se acumula fuerza que beneficia la acción; llena, es el momento de cosechar, obtener frutos y deshacerte de lo negativo; por último, menguante, perfecta para reflexionar y recargar energías.

TRÁNSITO. Se refiere al permanente movimiento de los planetas en el espacio, lo cual provoca ciertas características diferentes y beneficia algunas actividades sobre otras, dependiendo en dónde estén ubicados, pues los astrólogos toman en cuenta la influencia de cada cuerpo en los diversos signos, las casas que visitan y los aspectos creados entre sí.

ASCENDENTE. Cuando hablamos de un ascendente, se refiere al signo que subía desde el oriente al momento de tu nacimiento; este, no necesariamente es el mismo marcado por el Sol, pero posee gran importancia, porque representa la imagen que compartes con el mundo, brindando datos de habilidades, talentos y herramientas para afrontar la vida.

MODALIDAD. Las modalidades se definen de acuerdo a las estaciones que cruzan los signos en el momento del nacimiento, que pueden ser, también, equinoccios o solsticios, definiendo características psicológicas y de conducta: cardinal —relacionado al comienzo de proyectos—, fijo —simboliza la permanencia, estabilidad— y mutable —suelen apreciar los cambios, adaptándose fácilmente—.

CÚSPIDE. El fenómeno se presenta cuando al nacer, el Sol está ubicado en la línea divisoria entre un signo o casa, es decir, uno sube, mientras el otro desciende; esto significa que puedes desarrollar características particulares de ambos elementos involucrados, representando, a su vez, momentos de cambio, finales, comienzos y perspectivas transformadoras.

Latest Posts

Para leer

×