Fit & Chic

ALIMENTOS PARA DESINFLAMAR: ALTERNATIVAS SALUDABLES PARA CONTRARRESTAR LOS SÍNTOMAS MOLESTOS

Enfoque
Escrito por Enfoque

El revestimiento del estómago generalmente se ve impactado por el mal funcionamiento del sistema digestivo, generando su inflamación y, por ende, incomodidad en las personas que la padecen. Al respecto, Diana Rojas, nutricionista, magíster en Nutrición y Salud, explica que “posiblemente está asociado con una alteración de la flora intestinal, producida por alguna enfermedad, antibiótico o ciertos medicamentos; ocasionando que no se absorban adecuadamente los alimentos y vayan dañándose las paredes intestinales”. Por otro lado, la adopción de una dieta inapropiada —consumo de harinas, víveres de origen animal con alto contenido de hormonas, sustitutos del azúcar, entre otros— también produciría el padecimiento, repercutiendo de manera directa en la salud del organismo y calidad de vida.

La distensión no afecta únicamente a personas con enfermedades crónicas, sino que, como se mencionó anteriormente, puede tocar a cualquier persona quien no adopte buenos hábitos alimenticios. En ese sentido, la experta Diana Rojas hace énfasis en que “actualmente se reconoce, desde el área de la nutrición funcional, al gluten entre los detonantes de diferentes malestares; este se encuentra en la mayoría de los alimentos y es relacionado como uno de los generadores de la inflamación”. No obstante, cabe destacar que las características o propiedades contenidas en determinados víveres permiten combatirla; por tal motivo, a continuación Enfoque Caribe compartirá algunas opciones que indudablemente deberá incluir en su dieta diaria, pues al consumirlas los resultados serán ampliamente visibles.

KOMBUCHA. Este té chino “tiene propiedades de probióticos naturales, bacterias que ayudan a la absorción de los nutrientes por parte de la flora intestinal”, explica Rojas; convirtiéndolo en una sustancia beneficiosa para el funcionamiento digestivo. Asimismo, contiene ácido acético, que incide positivamente en el tránsito del sistema, deteniendo la propagación de organismos dañinos.

MANZANA. Es un alimento efectivo en el tratamiento de este padecimiento, pues contiene fibra y flavonoides, los cuales impactan en la reproducción de H. pylori, organismo que incide negativamente en el funcionamiento del estómago, ocasionando inflamación. Del mismo modo, posee quercetina, antioxidante reconocido por sus propiedades encaminadas a la reducción de esta afección.

NUECES.Ricas en grasas saludablesmonoinsaturadas, altamente beneficiosas para contrarrestar la inflamación. Asimismo, contienen zinc, cuyas características antioxidantes posibilitan el restablecimiento del estómago. Por otro lado, en el tratamiento del padecimiento, el magnesio, la vitamina E y el aminoácido L-arginina, juegan un papel preponderante; realmente, “todos los frutos secos ayudarían, exceptuando el maní”, agrega Diana.

CEBOLLA. La cebolla es un alimento proveniente de Asia, reconocido por poseer un alto contenido de quercetina, la cual se encuentra entre los flavonoides, compuestos secundarios, beneficiosos en el proceso de reducción de la bacteria H. pylori, pues esta se incrusta a las paredes del estómago, ocasionando su inflamación.

ARÁNDANOS. En el proceso desinflamatorio, el consumo de antioxidantes es de vital importancia, siendo el caso de la quercetina —flavonoide—. Diana Rojas, sugiere “consumirlos en fruta y no seco, pues al secarse se les aumenta la azúcar y hay personas que esto las inflama o les produce estreñimiento”.

AJO. Para contrarrestar la generación de H. pylori, es indispensable inclinarse por alimentos que contengan flavonoides; un ejemplo muy cercano y además conocido es el Allium sativum o ajo. Del mismo modo, cabe destacar que integra otras sustancias, las cuales trabajan en pro de la reducción inflamatoria, tales como el azufre orgánico.

TÉ VERDE. El consumo de té verde es viable, pues al ser antioxidante, el contenido de flavonoides contrarresta eficazmente la inflamación abdominal. De manera específica, el artículo contiene catequinas, compuesto que también se destaca por prevenir su aparición. La nutricionista recomienda no ingerirlo a aquellas personas susceptibles a la cafeína.

ACEITE DE OLIVA EXTRA VIRGEN. El contenido de oleocantal —compuesto que previene la inflamación— en el aceite de oliva extra virgen fue constatado por una indagación científica, efectuada por los investigadores de la Universidad de Pensilvania. De igual manera, se constituye en una grasa monoinsaturada que también apunta a la reducción de este padecimiento.

TOMATE. Investigaciones del Centro Médico de la Universidad de Maryland sugieren incluir en la dieta diaria el consumo de vegetales como el tomate, ya que estos contienen antioxidantes; en este caso, el licopeno, que se distingue por aportar ciertos beneficios en el tratamiento de la distensión del estómago.

AGUACATE. “Un homólogo al aceite de oliva, tiene omega 9 y es un desinflamatorio importante”, afirma Rojas. Lo anterior, debido a que contiene grasas monoinsaturadas, carotenoides, tocoferoles, pigmentos y compuestos orgánicos que posibilitan este proceso; por tal motivo, se recomienda su consumo para los fines descritos a lo largo del artículo.

PIÑA. Esta fruta proveniente de América del Sur posee bromelaína, una enzima que posibilita la digestión de las proteínas, facilitando la prevención de los factores generadores de la inflamación. Del mismo modo, contiene quercetina, también asociada con la producción de este efecto, tal como se ha mencionado en otros de los alimentos sugeridos.

REMOLACHA. Este vegetal es un antioxidante que contiene betalaína, la cual, además de aportarle su color, le concede grandes beneficios antiinflamatorios. Si el padecimiento guarda relación con los bajos niveles de magnesio, la remolacha posibilita regularlo.  A lo anterior se le suma el contenido de carotenoides y flavonoides, favorables en la desinflamación.

CÚRCUMA. Según el estudio ‘Regulación de COX y LOX por Curcumina’, esta sustancia evita la generación de las enzimas COX-2 y 5-LOX, las cuales estimulan el padecimiento. Al respecto, Diana Rojas sostiene que “es un reemplazo al color, el cual trae condimentos artificiales que contribuyen a la inflamación; en cambio, la cúrcuma la revierte”.

SALMÓN. El salmón es un tipo de pescado que se distingue por ser fuente de omega 3, un ácido graso reconocido por sus efectos en la prevención de la inflamación estomacal. De esta manera, consumirlo posibilitará una mejora sustancial en el adecuado funcionamiento del sistema digestivo.

Diana Rojas: @nutryfitco

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.