sábado, mayo 18, 2024
spot_img

Novedades

MARÍA ISABEL CABARCAS UNA RIOHACHERA QUE ENTREGA SONRISAS A LA COMUNIDAD WAYÚU

A lo largo de la historia del país han resaltado nombres de lideresas que dedican sus esfuerzos para mejorar las condiciones de vida en diferentes comunidades; particularmente, en el departamento de La Guajira, María Isabel Cabarcas Aguilar, mediante la Fundación Compartamos la Felicidad, trabaja junto a un grupo de colaboradores en pro de las personas con diversas situaciones de vulnerabilidad; especialmente, niños, niñas, jóvenes, adolescentes y mujeres wayúu. Esta riohachera se describe como creyente en Dios y la Virgen de los Remedios; además de luchadora, comunicativa, fuerte, resiliente, madre e hija orgullosa; asimismo, manifiesta profundo amor por el lugar donde nació y decidió quedarse, a fin de convertirse en agente de transformación social, encaminando cada uno de los objetivos hacia el servicio y bienestar de su gente.

Desde muy joven, María Isabel Cabarcas mostró interés y empatía hacia las causas sociales, afirmando que: “Siempre sentí inquietud de saber si los otros niños vivían una bonita infancia como la mía”, pues su familia constantemente se empeñó en brindarle las mejores condiciones para el correcto desarrollo personal y profesional. A razón de ello, sus padres apoyaron importantes determinaciones, por ejemplo, estudiar Derecho en la Universidad Santo Tomás de Bucaramanga; para luego —con solo 21 años— comenzar a formarse como trabajadora social en la Universidad de La Guajira, donde pudo tener mayor comunicación con comunidades vulnerables y minoritarias, despertando, de esta manera, la vocación al servicio e implantando en su mente inquietudes, respecto a las estrategias, mediante las cuales dichas poblaciones puedan obtener oportunidades de cambio y, en lo posible, mejorar el cumplimiento en las actividades y artículos de primera necesidad. 

A pesar de siempre estar involucrada en actividades sociales, solo hasta días antes de celebrar su cumpleaños en el 2014, lideró una labor que dio nuevos propósitos a esta fecha, permitiéndole crear —un año después— la fundación donde hoy ejerce como directora ejecutiva. En ella, cuenta con el apoyo de significativas empresas públicas y privadas, además de voluntarios, los cuales, sin importar las diferencias respecto a costumbres, géneros o nacionalidades, convergen en el amor por servir y en la conocida frase del escritor Oscar Wilde: “El mejor medio para hacer buenos a los niños es hacerlos felices”; definiendo, en gran medida, su sentir, pues desde pequeñas o grandes acciones, impulsan los sueños de quienes posteriormente liderarán la sociedad. 

Como forma de retribución al trabajo de María Isabel en la Fundación Compartamos la Felicidad, mereció ser nombrada Mujer Cafam La Guajira 2020; homenaje entregado, entre otras cosas, en aras de hacer visible el empeño efectuado por la abogada, la cual, sin importar posibles dificultades relacionadas con temas sociales, culturales y económicos, otorga nuevas razones para sonreír a los pobladores, desde la entidad donde encuentra “su vocación, pasión y misión en esta tierra”, declara Cabarcas. El reconocimiento recibido, también propició el agradecimiento a aquellos que han estado en el proceso, por ejemplo, los más de cincuenta voluntarios, junto a los cuales trabaja de manera incansable, y algunos aliados, quienes durante años han apoyado el proyecto.

Luego de realizada la designación como representante de La Guajira, se entrevistó con jurados de alto reconocimiento en el país, entre los que destacan el periodista y actual director de Noticias RCN, Juan Lozano Ramírez y el padre Joaquín Sánchez García —miembro de la comunidad jesuita y exrector de la Pontificia Universidad Javeriana—. Posteriormente, fue parte de la versión número 32 del Premio Cafam a la Mujer a nivel nacional, otorgado el 5 de marzo en la ciudad de Bogotá; allí, conoció 29 ejemplos de vida, persistencia y liderazgo, los cuales también favorecen con proyectos en defensa de los derechos y restauración del tejido social en sus territorios. Finalmente, el comité encargado eligió a la merecedora de dicha estatuilla —Johana Bahamón—, resaltando la labor humanitaria ejecutada, en favor de los reclusos en Colombia; simultáneamente, exaltaron a las demás participantes que trabajan en pro de quienes sufren enfermedades, abandono o victimización; asimismo, a las madres de algunos famosos artistas en el contexto colombiano, gracias a la promoción cultural efectuada por sus hijos.

Para la abogada, ser parte del premio, sin duda, fue una oportunidad para impulsar el desarrollo de su fundación, pues permite seguir ampliando el reconocimiento de la misma ante otras organizaciones, logrando así, posibles apoyos y consolidando los actuales; facilitando, también, el acercamiento a comunidades con las cuales pretende realizar actividades; además, “es maravilloso poder ostentar este título, porque me compromete mucho más”, afirma María Isabel. A su vez, resalta la importancia manifestada en dichos estímulos, al momento de promover la sensibilidad en problemáticas sociales; asimismo, el liderazgo y empoderamiento femenino representado, no solo en ella, sino a través de mujeres que trabajan ardua y silenciosamente —desde pequeñas o grandes acciones, sin descanso—, contribuyendo a una mejor sociedad.

En ese sentido, María Isabel promueve, desde su ejemplo, la importancia del trabajo social, exaltando que la manera correcta de realizarlo es teniendo el empeño, pues los recursos necesarios surgen, mientras más personas se sientan identificadas con la causa. Lo anterior, solo se logra empoderando a niños, niñas y jóvenes en proyectos de dicha naturaleza; encaminando a los mismos, al conocimiento de los derechos adquiridos al ser ciudadanos activos de la sociedad, presentándoles las herramientas para hacerlos valer, generando entornos de sensibilización, reflexión y opinión, dando “nuestra mejor actitud frente a los grandes retos de la modernidad; iniciando desde el trato en redes sociales, hasta relaciones interpersonales y formas de contribuir al país”, concluye la abogada.

Crédito de las fotografías: José David Joven.

Latest Posts

Para leer

×