Tendencia

MODA SOSTENIBLE: 5 MÉTODOS QUE LE FACILITARÁN CUIDAR EL MEDIO AMBIENTE A TRAVÉS DE LA MODA

Enfoque
Escrito por Enfoque

Por: Keisha Torres

Una de las características principales de la moda es la de representar las tendencias globales a través de las prendas, usualmente, manifestando indirectamente opiniones que logran influir en varios ámbitos sociales como la cultura, economía, política, entre otros. Por ejemplo, a diario se puede comprobar en los distintos medios de comunicación y en las plataformas digitales, cómo acciones simples afectan la salud del planeta, ante las cuales se proponen soluciones genéricas entre las que se encuentran: utilizar menos energía, ahorrar agua, reducir la capacidad de plástico, etc. Sin embargo, pocas veces se hace énfasis en el impacto que la industria textil causa en el medio ambiente, y la manera en que esta podría contribuir con su cuidado.

Entre las industrias que más perjudican al globo terráqueo se halla en segundo puesto la moda, dicha posición no es mera casualidad, sino mérito consistente, pues actividades comunes relacionadas a esta como la utilización de semillas transgénicas en lugar de orgánicas; la falta de control ambiental sobre la mayoría de empresas textiles, ubicadas en países subdesarrollados, o la creciente tendencia de usar cada vez más materiales de menor calidad para realizar prendas económicas y menos resistentes, malogran la salud de un ya debilitado planeta.

A pesar de lo anterior, existe el movimiento conocido como moda sostenible, cuyo objetivo principal es salvaguardar los recursos naturales de la tierra desde el primer momento en el que se crea la materia prima, además de respetar los derechos de los trabajadores, quienes normalmente son explotados en fábricas textiles, ubicadas en países subdesarrollados, e influir en una economía más equitativa. También conocida slow fashion, la moda sostenible predica sobre los beneficios de usar ropa de segunda mano, local, tejidos orgánicos, materiales de buena calidad para la larga duración de las prendas, entre otros.

Uno de los sucesos históricos que ha causado mayor eco y legitimación para la moda sostenible ha sido el colapso de Rana Plaza, en Bangladesh —2013—, donde se alojaban miles de trabajadores del sector textil y cuyas vidas se vieron afectadas por las malas condiciones en las que se encontraba el edificio. Dicho evento ocasionó que un gran porcentaje de la industria replanteara la forma en que llevan a cabo su empresa. En ese sentido, un ejemplo básico de la influencia de la moda sostenible es la cantidad de agua —2700 litros— que se necesita para elaborar una camiseta en algodón transgénico, la cual solo tiene una vida útil media de 5 posturas; mientras las de algodón orgánico pueden sobrevivir a ciclos de 50 usos, lo que supone un ahorro de 24.300 litros de agua.

DE QUÉ FORMA CONTRIBUIR A LA MODA SOSTENIBLE

CREANDO UN GUARDARROPAS CÁPSULA. Para ello se puede iniciar con 25-30 piezas, en su mayoría básicas, de buena calidad, que combinadas estratégicamente se puedan usar con mayor frecuencia y sirvan en diversas ocasiones, por ejemplo, una camisa blanca, vestido negro, tenis blancos, entre otros. Asimismo, las prendas en buen estado que no encajen en este pueden donarse o venderse como indumentarias de segunda mano.

EVITANDO EL USO DE PIELES ANIMALES. Ya que estas, además de atentar contra la fauna del planeta, exigen, dentro de sus diversos procesos, el uso de químicos que fomentan la contaminación del agua, aire y suelos, como son los solventes pesticidas, sulfuro de sodio, entre otros.

COMPRANDO PIEZAS DE CALIDAD. Resultarían un poco más costosas —si se adquieren nuevas—, pero se les puede dar una vida útil larga y provechosa en comparación con las de bajo costo, que están pensadas para que duren menos y ser reemplazadas rápidamente. Esto no solo es poco amigable con el medio ambiente, sino que a largo plazo también afecta al bolsillo. Estas piezas deben ser, preferiblemente, de textiles sostenibles.

APOYANDO LA MODA LOCAL. Con la que no solo se incentiva la economía nacional, sino que también se propicia el ahorro de energía; evita el uso a escala de combustibles fósiles, empleados en su distribución; y se estimula al talento regional.

HACIENDO UPCYCLING. Óptimo para sacar mayor beneficio de las cosas, ya que promueve la transformación o reformación de estas, cuyo objetivo es darles una segunda oportunidad. De tal manera, se prolonga la vida de un artículo que se consideraba deteriorado o sin uso. No solo se puede llevar a cabo con la ropa, sino también con artículos tecnológicos, recipientes, etc.

En definitiva, a medida que el consumidor tome consciencia sobre sus hábitos de consumo, el uso que merecen sus pertenencias y sobre la elección de sus prendas; la industria le otorgará más relevancia a la moda sostenible, comenzando a disponer de piezas respetuosas con el medio ambiente y a poner en marcha medidas que sean acordes a este movimiento, en lugar de priorizar la compra y fomentar la mala utilización de los recursos naturales que, a fin de cuentas, conllevan a la contaminación y precarización salarial de las empresas textiles, entre otros.

Keisha Torres: @keishatorresb

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.