martes, mayo 21, 2024
spot_img

Novedades

“Hay que aceptar que no siempre vamos a tomar las decisiones correctas, que vamos a meter la pata muchas veces. Debemos comprender que el fracaso no es lo contrario al éxito, sino que es parte de él”, Arianna Huffington.

Me gusta iniciar mis escritos con una frase que identifique el instante por el que estoy pasando, considero que este periodo, el cual comprende los años 2020 y 2021, ha sido de constantes pruebas y errores que me han llevado, muchas veces, a sentirme frustrada, aburrida e infeliz; si crees que todos mis días son perfectos, estás equivocada(o), no me despierto con animales silvestres, ayudándome a vestir, realizar los quehaceres del hogar, criar a mi hija y manejar mi empresa, como sucede en muchas películas de princesas con las que crecimos; al contrario, creo que el caos ya hace parte de mi vida, pues por más que me guste la tranquilidad, un día como hoy, luego de casi 2 años, puedo decir que lo he aceptado.

Aceptar las cosas no significa que debemos quedarnos en la zona de confortcreada en nuestra realidad; por el contrario, debemos darnos cuenta si nuestras vivencias están relacionadas con lo que siempre hemos querido ser. A lo largo de mi vida, he sido autocrítica de mis avances como persona y, en estos momentos, me siento estancada, sin sentir desarrollo en mi potencial como profesional; siento como si estuviera perdiendo el tiempo y en lugar de avanzar, envejezco; podemos decir que es gracias a los tiempos que vivimos, pero también está en nuestra mente darnos cuenta de que sí podemos salir de la neblina que empaña nuestra visión al mañana. No debemos temerle, debemos siempre ir por todo lo que nos lleve a forjar nuestro porvenir, aunque sea engorroso, porque la mayor prisión que tenemos para cortar el futuro que queremos es nuestra misma mente.

Mientras finalizamos el año, hagamos una lista de lo que siempre hemos querido ser; lo anterior, nos recordará el camino que queremos llevar, porque como dice parte de la frase de Virginia Rometty: “… El crecimiento y la comodidad no pueden coexistir” y puede que en estos momentos las actividades que estamos haciendo no desarrollen todo nuestro potencial, estemos llenos de arrepentimientos y cosas por mejorar, pero siempre tenemos que estar en constante cambio para que nuevas oportunidades lleguen a nuestra vida.

Querido lector, nuevamente, gracias por acompañarnos un año más, que la luz de la Navidad y el Año Nuevo inunden tu vida y la de tus familiares; espero que todos los proyectos que tengas en tu corazón sean realidad.

Latest Posts

Para leer

×