YONGE P

EDITADO POR ENFOQUE CARIBE

Fayber Luis Salgado Reyes, mayormente conocido como Young F, nació en Cartagena, Colombia en 1991. Este artista dedicado a la música se considera un joven normal, apasionado por diferentes ritmos, entre los cuales destaca la champeta. Desde la niñez, a pesar de no contar con familiares que se dedicaran a esta manifestación artística, puesto que la mayoría de ellos tenían inclinación por el deporte, su inquietud y necedad lo llevaron a expresarse mediante las melodías y letras de canciones. En los inicios, su mamá no estaba convencida de que ese fuera el camino que Fayber debía tomar, pues se encontraba estudiando Ingeniería Química en la Universidad de Cartagena; sin embargo, con el paso del tiempo se ganó el respeto de cada uno de sus familiares, convenciéndolos que a través de esta carrera lograría grandes cosas.

El cantante cartagenero no siempre ha estado trabajando en la champeta, pues al principio estaba enfocado en otros géneros como el rap, hip hop y dancehall; por esta razón, hizo parte de una agrupación llamada Mafia Music —rap—: “Fue el grupo donde me di a conocer en la escena musical de Cartagena, por lo que creo que ahí están todas mis bases, de dónde viene mi música y se empezó a formar Young F”, determina. El nombre por el cual es reconocido en el mundo artístico, lo escogió su maestro en dicha vertiente, Prince Rouse: Young —joven en español— y F —inicial del nombre de pila—. Posteriormente, ingresó a los estudios Farra Rap Records y por azares del destino, se le presentó la oportunidad de labrar una carrera; recibiendo el apoyo constante de su madre, al igual que de Leo Iriarte —manager—; los hacedores del picó ‘Rey de Rocha’, entre ellos su productor ‘El sobrino’ —Eimar Iriarte— y la empresa de management, Wonder Grin Music, encabezada por su presidente José Molina.  

Con el fin de innovar y diferenciarse de otros artistas, realiza mezclas entre distintas manifestaciones, por ejemplo: reggae, salsa y electrónica; obteniendo producciones, entre las que pueden encontrarse ‘Para ti nací’, ‘La intrusa’, ‘La formulita’, ‘Mágico’, entre otras; luego en 2013, ‘La celosa’, considerada “la canción que me puso en el mapa”, declara; pues con esta logró darse a conocer en toda la región Caribe colombiana, figurando entre las canciones mayormente escuchadas dentro del país. Posteriormente, realizó una adaptación de ‘Mira mis ojos’ —Bryan Adams—, la cual recuerda con cariño, puesto que “se la dediqué a mi mamá y a ella le gusta mucho”, confiesa. Respecto al éxito que poco a poco ha conseguido comenta: “Siento que la gente ha compenetrado con mi personalidad, porque yo soy muy directo, claro, honesto y además trato de mantenerme lo más sencillo que pueda”; permitiéndole destacarse como un exponente importante del género urbano en todo el territorio.

YONGE 1

Luego de firmar con la empresa Codiscos, surgió la publicación del álbum ‘El prefe’ —2013—, una recopilación de las canciones que había grabado en compañía de la organización musical ‘Rey de Rocha’; obtuvo este nombre “porque la gente prefería mi música, le gustaba bastante”, comenta; además, en el transcurso de la producción todos señalaban que sería un éxito. Durante ese mismo periodo, resultó merecedor de un Premio Luna en la categoría ‘Nueva figura’; pero allí no terminó todo, pues en 2014 recibió otro galardón en esta ceremonia por ‘Aplausos’; y también logró una nominación a los Premios Shock en la sección ‘Boom del año’. Tiempo después, representó al país en el festival de melodías caribeñas ‘Antilliaanse Feesten 2016’, llevado a cabo en Hoogstraten, Bélgica; así como lo hicieron otros artistas, por ejemplo: Mr. Black y Kevin Flórez; de dicha experiencia expone: “Conocí a muchas personas, nos mezclamos con diferentes culturas, fue algo apoteósico que cambió mi vida por completo y la forma de ver las cosas”.

A pesar de los cambios y aquellas vertientes con las que ha trabajado, explica que: “La champeta es una mezcla entre ritmos afrocaribeños, antillanos y africanos; por esto yo trato, de alguna forma, tener esos factores dentro de lo que hago, puesto que se estaba desviando un poco de las raíces y ya no había cómo definirla; entonces, estoy buscando volver a dichas características”. Con este objetivo claro, sus últimas producciones se destacan precisamente por contener dicho aspecto, retornando a unas bases de hace 6 o 15 años, contraponiéndose a las transformaciones actuales que ha sufrido esta muestra musical. A razón de lo anterior, ‘Los papelitos’ y ‘El angelito’ han obtenido una gran aceptación por parte del público, pues están creadas bajo estos parámetros; principalmente la primera de ellas supera los 3 millones de visualizaciones en la plataforma digital YouTube.

A lo largo de su carrera ha tenido que afrontar inconvenientes que han dificultado la obtención de sus objetivos, uno de los que resalta es la falta de solvencia económica, pues considera que “en la música se necesita mucho dinero para las producciones, creo que ese representa el obstáculo más pesado”. No obstante, dichas circunstancias no provocan desanimo en él, ni causan que desista de los sueños planteados: conquistar otras latitudes, brindándole el manejo, orientación y proyección internacional que requiere el trabajo que desempeña. Gracias a la perseverancia, logra poco a poco cada una de las metas propuestas, razón por la cual le deja claro a todas las personas que también buscan un camino musical: “Esto no es fácil, pero tampoco imposible; todo se va dando en la medida que nosotros le pongamos empeño y tengamos determinación”, expresa. Por su constancia, autenticidad y sencillez, Young F estuvo ‘Bajo el lente’ de Enfoque Caribe.

Compartir: