ALCACHOFA-P

EDITADO POR ENFOQUE CARIBE

La alcachofa —también conocida como alcachofera— es una planta herbácea cosechada en climas templados, de color verde y formada por muchas capas de hojas. Cuenta con un reconocimiento histórico, pues siempre se le han atribuido propiedades medicinales y durante la Edad Media era uno de los alimentos más costosos. Su composición está comprendida, en gran parte, por agua; es rica en minerales como el sodio, potasio, fósforo, calcio; y vitaminas como: B1, B3 y pequeñas cantidades de C; además, posee hidratos de carbono como la inulina y fibra. Esta verdura contiene dos sustancias que aportan grandes beneficios fisiológicos: la cinarina y los esteroles. A continuación, Enfoque Caribe le presenta algunas de las utilidades de la alcachofa para el cuerpo humano.  

CONTROLA LOS NIVELES DE COLESTEROL. Reduce los triglicéridos en la sangre, combatiendo el colesterol malo LDL —lipoproteínas de baja densidad— y aumentando el bueno HDL —lipoproteínas de alta densidad—; asimismo, los esteroles también evitan la absorción excesiva de estas sustancias, previniendo problemas de arteriosclerosis y tensión alta.  

BENEFICIA EL SISTEMA DIGESTIVO. Dentro de su composición se encuentra la fibra, controlando el tránsito intestinal e incrementando la producción de los jugos gástricos necesarios para digerir los alimentos, lo cual mejora inconvenientes como la hinchazón y distensión abdominal. Asimismo, comprime el exceso de bilis, evitando la reabsorción de grasas.

EXCELENTE DIURÉTICO. Uno de sus componentes, la cinarina, favorece el funcionamiento general del riñón, que junto al potasio, restringe el exceso de líquidos y toxinas, provocando mayor expulsión de orina; por esta razón, disipa los malestares de artritis, circulatorios y favorece la reducción de grasas.

PROTEGE EL HÍGADO. La cinarina, también aumenta los antioxidantes naturales de este órgano; además, incrementa la secreción biliar —encargada de la digestión de lípidos—, lo cual permite una mejor asimilación de las grasas y libera el hígado, pues hace más fluida la bilis.

IDEAL PARA DIABÉTICOS. Posee inulina, un carbohidrato que se transforma de manera lenta en el organismo creando fructosa —azúcar que es posible digerir sin insulina—; igualmente, es antiinflamatorio y antioxidante, convirtiéndola en un alimento adecuado para las personas afectadas por la diabetes.

Con el propósito de cuidar su salud, principalmente el sistema digestivo, Enfoque Caribe le recomienda una infusión que puede ingerir dos veces al día, después de las comidas, y así obtener todos los beneficios de esta verdura.  

TÉ DE ALCACHOFA

INGREDIENTES

1 litro de agua

28 hojas de alcachofa

6 hojas de menta

2 cucharadas de miel

PREPARACIÓN. Agregar el litro de agua en una olla, poner al fuego y dejar que hierva; luego, añadir las hojas de alcachofa y menta; tapar la olla, apagar el fuego y dejar reposar por 15 minutos. Al pasar el tiempo, tomar un colador, ubicarlo sobre una jarra resistente al calor y verter el líquido con mucho cuidado; seguidamente, retirar el colador con las hojas, añadir la miel y mezclar muy bien. ¡Servir y consumir!

 

Compartir: