PEBÉ P

Por: Fabrina Acosta Contreras

“Un líder es un negociador de esperanzas”,
Napoleón Bonaparte.

Es preciso tomar como punto de partida la afirmación de que en La Guajira pasan cosas buenas. Aunque a veces hagan más ruido los pesares, es indudable que su gente es rica en creatividad, pasión y originalidad; por ello, es un territorio auténticamente resiliente y capaz de crear nuevos escenarios, convirtiéndose en un reservorio de esperanza e inspiración. Ejemplo de esto son los jóvenes que, a partir de lo cotidiano, construyen emprendimientos y revelan que siempre hay algo excelente por mostrar, saben abrazar lo tradicional con lo contemporáneo y le cuentan al mundo mil historias.

De este modo, es inspirador revisar las redes sociales y ver los perfiles creados por Andrés Barros: @soypebe y @mistersapiens, emprendimientos que demuestran el amor por la tierra que lo vio nacer, su familia y por cada hecho cotidiano que ha construido la historia de su vida. Esto permite afirmar que con pasión, humor y disciplina, motiva, a otros y otras, a creer que cada sueño es el camino correcto para tejer esperanzas en una nueva generación activa, reflexiva y comprometida con la realidad social.

PEBÉ, MR. SAPIENS Y ANDRÉS BARROS: UN SOLO UNIVERSO CREATIVO

FOTO 1

“La innovación es lo que distingue al líder de sus seguidores”, 
Steve Jobs.

Su apariencia es de un hombre jovial, comunicativo y apasionado; cuenta con una contextura ligera, pero el contenido de los discursos, la libertad con la cual expresa sus pensamientos y los proyectos que tiene por cumplir, lo hacen gigante y convincente.

Andrés Barros es el creador de dos mundos particulares —Pebé y Mr. Sapiens—, los contenidos de cada uno buscan desmitificar imaginarios sociales, generar pensamiento crítico y divertir desde la pedagogía con situaciones cotidianas; por eso, dedica varias horas del día a pensar en el material de estas dos cuentas: observa el planeta, lo interpreta y analiza las tendencias; todo eso lo proyecta en vídeos y reflexiones que, por su autenticidad, no son indiferentes a las comunidades que lo siguen y ya suman más de 28 mil seguidores entre los dos perfiles, los cuales, como él comenta, son su principal pasión. Gracias a ello, sigue con el objetivo de hacer que el mundo lo conozca, dejando una huella lograda pulso a pulso. Afirma que es ambicioso, pues pretende alcanzar mucho, siempre con la firme convicción de aportar positivamente.

Esta capacidad creativa le ha permitido viajar a otros países y demostrar que en Colombia, especialmente en La Guajira, hay talento genuino y nutrido por herramientas afectivas determinantes, haciendo que su estilo sea único. Siempre hace referencia al amor que siente por sus padres —Mervin Manuel Barros López y Dianora Isabel Dovale Ponce—, hermanos —Mervin, Dayana Barros Dovale y Mariela de los Ángeles Gutiérrez— y sobrino —Andrés Manuel ‘Dode’—; los denomina facilitadores de sus sueños y afirma que el apoyo recibido ha sido valioso para poder lograrlos. El proyecto Pebé no es mío, es algo familiar donde todos estamos involucrados”, afirma; y en esto tiene que ver su abuela materna —Hercilia Ponce De la Hoz ‘mamachila’—, quien le decía que sería grande; por eso, ahora, aunque ella no esté, las buenas enseñanzas que le dejó hacen eco en su vida.

Por otro lado, considera que tener poder es adquirir responsabilidad, y el manejo del proyecto en las redes sociales le ha generado compromiso y disciplina. A raíz de esto, se rodea de otros aliados que le ayudan a seguir firme en los propósitos, quienes es preciso mencionar como acto de gratitud y lealtad a la amistad: Camilo Gómez, Julieth Romero, Daniel Giraldo, Valeria Monsalvo, Camilo Vanegas, Guillermo Camargo, María Mercedes Mosquera, Juan Sebastián Brito, Juan Camilo Paniagua, Camilo López, Wilfre Melo, Eduardo Medina y Simón Benjumea.

UN PUBLICISTA HUMANIZADO

Andrés estudió la carrera que le apasiona —Publicidad—, pero no es un profesional más, se convirtió en un gran influenciador de nuevas formas de mercadeo, humanizadas y trascendentales. Por eso, no percibe las cosas como triviales, sino que a cada situación le otorga un significado; de eso da cuenta su frase favorita, que hace parte de una canción vallenata: “La riqueza que es ajena no la envidio, mi riqueza siempre ha sido ser quien soy”.

Sintetiza la pasión por lo que hace, afirmando que haber creado dos marcas reconocidas le ha generado más ‘fundamento’, disciplina y seriedad; además de permitirle aprender a no juzgar y activar un pensamiento en su vida: “Pensar, luego existir”, no lanzar juicios, ni discriminar, respetando a todas las personas y enfocándose en el crecimiento, lo cual implica tecnificar, perfeccionar los procesos y lograr mayor calidad.

UN ETERNO APASIONADO

Pebé no tiene límites, sabe que todo está en la fuerza de los sueños y las acciones que los lleven a ser realidades. Es consciente de que el mundo le espera y quiere conquistarlo, pero deja claro que donde vaya: “Riohacha va conmigo, Riohacha soy yo. No hay mejor tierra que la mía”.

Ese amor fiel por su familia, amigos, novia y tierra, lo hace un hombre seguro y respetuoso. Sabe que la gratitud es garantía de aliados y tenerlos es fundamental, porque en solitario se pueden alcanzar metas, pero se logran mejores cosas en compañía. Expresa que la nueva generación de hombres guajiros debe ser reconocida por la disciplina y lealtad a sus proyectos, ya que esa concepción de parranderos, mujeriegos y guaches debe pasar a la historia, pues el presente merece más equidad e igualdad. Afirma que mujeres y hombres se necesitan, por ello, el camino es apoyarse mutuamente; tiene claro que la sociedad requiere más amor y menos envidia; sin embargo, exalta que ningún sentimiento de este tipo detendrá sus sueños, puesto que se esmera por cumplirle siempre a los seguidores y hacer las cosas bien. De tal modo que, los detractores que naturalmente fluyen cuando se lidera un proyecto diferente y original, comprendan que este oficio es un plan de vida con una inmensa proyección y no un pasatiempo sin visión.

La historia de Pebé inspira y demuestra que en La Guajira pasan cosas buenas. Termino confiando que esta, como muchas más, marcará la apertura de nuevas y mejores realidades para nuestro territorio. Algunas personas quieren que algo ocurra, otras sueñan con que pasará, otras hacen que suceda”, Michael Jordan.

Crédito de fotografía principal: Simón Benjumea

Crédito de fotografía 1: Andrés Barros

 

Compartir: