FOTO PRINCIPAL

EDITADO POR ENFOQUE CARIBE

Katherine Noel Brosnahan —mejor conocida como Kate Spade— nació en Kansas City, Estados Unidos, en el año 1962. Estudió periodismo en Arizona State University, por lo cual, durante años, laboró para la revista Mademoiselle, donde se desempeñó como editora de moda. Gracias al conocimiento adquirido en ese ámbito, en 1993 decidió crear la línea de bolsos femeninos llamada: Kate Spade New York, en compañía de Andy Spade —esposo—, con quien tuvo a su única hija, Frances Beatrix Spade. El reconocimiento que obtuvo en la industria la llevó a recibir dos premios por parte del Council of Fashion Designers of America —CFDA—: el primero como ‘New fashion talent’ —1996— y el segundo, donde fue nombrada ‘Best accessory designer of the year’ —1998—. El pasado 5 de junio, como resultado de una lucha contra la depresión, fue encontrada muerta en el lugar donde vivía, ubicado en la ciudad de New York.     

Aunque inició con la venta de carteras, su visión se expandió, llegando a ofrecer prendas de vestir, zapatos, joyas, perfumes, implementos para el hogar y papelería. En 1996 abrió la primera ‘boutique’ en SoHo —barrio en el distrito de Manhattan—; luego surgieron nuevos proyectos, entre ellos Jack Spade, una línea dirigida al público masculino, y sedes alrededor del mundo. Para el año 1999 vendió el 56% de la marca a Neiman Marcus por un valor cercano a los 34 millones de dólares. Después de 14 años creando para Kate Spade New York cedió el porcentaje restante a los mismos compradores —44%—, el cual sumaba, aproximadamente, 59 millones de dólares, y se desligó completamente de la compañía. En aras de empezar de cero, en 2016 lanzó Frances Valentine, empresa orientada a la elaboración de zapatos y bolsos de lujo.

Para el mundo de la moda, Kate se convirtió en un ejemplo a seguir; así lo manifiesta la diseñadora Camila Miranda: “Más allá del color y la estética de su marca, instruyó a ver y entender la moda como un negocio; es decir, crear subculturas detrás de un sello bien logrado”. De igual manera, Paulina Echeverri, creativa de Paulina Echeverri Jewelry, expresa: “Nos enseñó a hacer de la moda algo diferente, que no fuese rígida, ni estructurada; sino que, por el contrario, estuviera cargada de amor, sentimientos y emoción”. Indudablemente, Spade sentó un precedente al idear carteras atemporales, bien hechas y que no fuesen excesivamente costosas. Lo anterior no quiere decir que fueran económicas, pero podían ser adquiridas por un valor menor en comparación con las distribuidas por las firmas europeas que marcaban tendencia en la época; convirtiéndose en un elemento que dejó huella en la vida de todas las féminas que llegaban a la adultez, pues era el momento en el que podían costearse uno de sus productos, otorgándoles el estatus de madurez que tanto deseaban.

Luego de su muerte, Spade se mantendrá en la mente de todos aquellos que recuerdan con cariño cuando obtuvieron el primer artículo de la marca; esto se evidenció en la red social Twitter, donde muchas mujeres dieron a conocer sus historias personales y presentaron condolencias ante la pérdida. Camila Miranda rememora: “Recibí una billetera roja como obsequio; el color vibrante, la simplicidad y elegancia llamaron mi atención. Es interesante la relación lograda con elementos y marcas que, de alguna manera, proyectan un estilo de vida deseado”. Asimismo, Paulina Echeverri recuerda cuando, a muy corta edad, su madre le regaló una billetera de la famosa estampilla: “Me sentía muy ‘cool’ porque fue la primera pieza de estatus que tuve, consideraba que era de excelente calidad y me duraría para siempre”.

Las famosas también hicieron parte de su auge; pues, en varias ocasiones, personajes como las gemelas Olsen, Gwyneth Paltrow, Rosario Dawson y Vendela Kirsebom, fueron captadas portando algunas de las piezas más reconocidas. En la actualidad, Kate Spade New York no pasa desapercibida para personalidades influyentes como Kate Middleton, quien ha sido vista con indumentarias de la firma; por ejemplo, el vestido rosa con flores que portó durante la celebración del Día Mundial de la Salud Mental; por su parte, Ashley Benson eligió un traje negro con estampado primaveral para los premios CFDA 2017; mientras que Taylor Swift ha usado los bolsos de la línea, como el ‘Bow terrace small fulton’ en tonos ‘beige’, negro y verde.

EL LEGADO ICÓNICO DE SPADE

Conozca algunos de los diseños más célebres y con mayor trascendencia en la moda; creaciones que marcaron una pauta y le brindaron a Kate el reconocimiento que ostenta en la actualidad.  

FOTO 1

SAM HANDBAG. Fue uno de los primeros proyectos lanzados por la periodista, luego de fundar su firma. Producido con ‘nylon’ negro impermeable y en forma cuadrada, este bolso se volvió famoso y el preferido por muchas mujeres, convirtiéndola en un fenómeno con reconocimiento mundial. En la actualidad, se hicieron modificaciones al estilo original, sin perder la esencia, forma y elegancia que lo caracteriza.  

FOTO 2

BASKETS BAGS. Materiales como la rafia y mimbre hicieron parte de varias de sus colecciones. Fue de las primeras en imponer este estilo para el uso diario de las mujeres en diferentes formas como el ‘Sam’, baúles y algunos adornados con flores o detalles en cuero. Tiempo después incorporó múltiples figuras que asemejaban a perros o ranas; asimismo, retomó el estilo en su nuevo emprendimiento, Frances Valentine.

FOTO 3

BUCKETS BAGS. Hace referencia a los bolsos recogidos al inicio con lazos o asas redondas en plateado. Han sido lucidos por personalidades famosas durante grandes eventos del mundo del entretenimiento, como los Premios Óscar y la Met Gala. Kate hizo modificaciones para su nueva marca y los convirtió en la pieza ideal para los días de primavera, gracias a su tamaño y funcionalidad.  

FOTO 4

MARY JANES. Estos zapatos clásicos fueron lanzados en 1999 para su primera colección de calzado y se convirtieron en una tendencia usada por la misma artista y distintas celebridades. Normalmente estaban hechos a dos colores, cerrados en la parte delantera y podían ser planos o con plataforma. Con la incursión de Frances Valentine retomó el diseño, innovando con estampados de leopardo, correas gruesas y colores metalizados.

FOTO 5

GAFAS DE SOL. Luego de su gran auge con el diseño de bolsas para mujer, se abrió paso mediante otros agregados como gafas de sol. Estos utensilios eran un poco grandes, de forma redonda o cuadrada y poseían el típico degradado en tonos marrones en los lentes. Durante un evento en la ciudad de Los Ángeles, fueron lucidas por importantes figuras como Tina Fey y Amy Poehler.  

Compartir: