Celebration of silk life performance.

Celebration of silk life performance.

EDITADO POR ENFOQUE CARIBE

Camila Miranda, de 30 años, es una bogotana que realizó sus estudios en Diseño y Patronaje de Modas en LaSalle College Bogotá; además, se certificó en Teoría del Color en el Fashion Institute of Technology de New York. En compañía de su madre aprendió a usar la máquina de coser y se dedicaban a crear atuendos para ella y sus muñecas: “Me encantaba ver las telas e imaginarme las cosas que podía hacer”, declara Miranda. Se considera una persona creativa, práctica y persistente; características que le permitieron, en 2014, abrir su ‘boutique’ en Bogotá, llamada Le Petit Palais, un lugar destacado por la singularidad de sus prendas, donde el objetivo es que cada pieza sea única e irrepetible; asimismo, realizan confecciones a petición de las clientas, ya que “es un trabajo en equipo, pues ellas me cuentan sus ideas y yo les hago una propuesta de materiales, colores y siluetas que, considero, van de acuerdo a cada cuerpo, color de piel y ocasión de uso”, manifiesta la experta.

A lo largo de su carrera ha tenido experiencias muy enriquecedoras, como participar en el Bogotá Fashion Week 2017, evento que “marcó una nueva etapa para mi marca, me motivó a hacer una colección arriesgada, llena de color y experimentación textil; esta plataforma me permitió poner en pasarela mis investigaciones realizadas a lo largo de tres años”, expresa Camila. Del mismo modo, representó a Colombia en Tailandia, en una serie de eventos relacionados con la moda, en el marco del Celebration of Silk 2017. En este mismo año, dio inicio a una nueva línea inspirada en el realismo mágico, con el fin de proyectar un imaginario diferente de Colombia hacia otros países, pues “cada diseño es una alegoría a lo autóctono, y cada historia contada hace alusión a nuestra flora, fauna, letras de canciones, instrumentos típicos, simbologías ancestrales, paz y posconflicto”, explica la diseñadora. En cuanto a sus creaciones, Camila utiliza detalles con color, brillo y siluetas simples; además, las transparencias, pedrería y pintura a mano son los elementos en los que más enfatiza.

Crédito Fotográfico: Amaría Cardona.

Crédito Fotográfico: Amaría Cardona.

ENFOQUE CARIBE: ¿QUÉ SIGNIFICADO TUVO PARA SU CARRERA HABER GANADO EL CONCURSO DISEÑADOR JOVEN Y TENER LA OPORTUNIDAD DE REPRESENTAR AL PAÍS EN EL CELEBRATION OF SILK 2017 EN TAILANDIA?    

CAMILA MIRANDA: Estar presente en Tailandia para representar a Colombia, definitivamente, fue un momento muy importante para mi carrera; este concurso fue clave para entender el arte como punto esencial de mi trabajo. Éramos 30 diseñadores de distintas nacionalidades y la misión era vestir a las esposas de los embajadores de nuestros países en el evento más significativo de ese lugar. Por otro lado, fui invitada a presentar mi colección ‘Capital surreal’, inspirada en escenas surreales de Bogotá; a su vez, realicé dos exhibiciones acerca de la paz de mi patria y un desfile privado en la Embajada colombiana.

 

E.C.:¿CÓMO ES EL PROCESO CREATIVO CUANDO SE DISPONE A REALIZAR UN DISEÑO?    

C.M.: Primero debo encontrar un tema de inspiración; luego, investigo al respecto por todos los medios, cuando ya tengo toda la información necesaria, pienso en los colores que quiero emplear y las historias que voy a contar. Como la mayoría de mis materiales son reciclados y ‘vintage’, hago una selección textil y decido las intervenciones o técnicas que utilizaré; considero que esta es la parte más divertida del proceso, porque le doy una nueva vida a cada material reutilizado; además, mi marca usa el 100% de la materia prima, lo cual evita generar desperdicios.

 

E.C.: ¿POR QUÉ TOMA COMO INSPIRACIÓN LOS MENSAJES REVELADOS A TRAVÉS DE SUS SUEÑOS PARA EL BOSQUEJO DE SUS COLECCIONES?    

C.M.: Siempre me interesó lo onírico. Hace cinco años empecé a escribir un diario de sueños; tres años después, inicié una investigación sobre psicoanálisis y comencé a buscar acerca del feminismo y el empoderamiento, aspectos que me ayudaron a entender los patrones de comportamiento que percibía a través del estado de somnolencia y estaban relacionados a la censura y el cuerpo femenino. Este proceso creativo me llevó al surrealismo y a descubrir en los métodos inconscientes de la mente, una reflexión metafísica sobre el amor, libertad, miedo y revolución.

 

Crédito Fotográfico: Amaría Cardona.

Crédito Fotográfico: Amaría Cardona.

 

E.C.: ¿CÓMO SURGIÓ EL CONCEPTO Y EL NOMBRE DE SU TIENDA LE PETIT PALAIS?  

C.M.: Está inspirado en el Petit Trianon, un regalo de Luis XVI para su reina María Antonieta, el cual consistía en un refugio y lugar privado donde ella escapaba de la formalidad de la corte francesa. Por lo anterior, decidí llamarlo Le Petit Palais, porque siempre me interesó tener un espacio privado, alejado de los centros comerciales y lo impersonal de las compras; esta ‘boutique’ permite que cada cliente disfrute una experiencia de adquisición personalizada, en un ambiente tranquilo y alejado del caos de la ciudad.

 

E.C.: ¿DE QUÉ FORMA TRANSMITE SU VISIÓN FEMINISTA A TRAVÉS DE SUS CREACIONES?   

C.M.: La base de mi trabajo es el feminismo, más allá del discurso o los mensajes detrás de cada colección, la razón de mi marca es feminista. Estoy rodeada de mujeres, desde las costureras hasta las modelos; asimismo, las conversaciones desarrolladas paralelamente a mi trabajo son sobre este movimiento: hablar del cuerpo sin miedo a la censura, entender la sororidad, tener diálogos sobre libertad y, lo más importante, encontrar entre nosotras apoyo y una voz que nos permita defender nuestro derecho a la igualdad.

Bogotá Fashion Week 2017.

Bogotá Fashion Week 2017.

Esta empresaria ve con orgullo haber tomado el riesgo de fundar su línea, pues es consciente de la dificultad que esto representa: “Crear una marca no es trabajo fácil y manejar todos los aspectos de una empresa puede ser agotador; afortunadamente, cada obstáculo, sin importar su magnitud, es experiencia y parte de un proceso que me fortalece como persona y artista”, expone Miranda. Actualmente, sus creaciones se han encaminado hacia el reciclaje; por esto, desea aprender técnicas de intervención textil amigables con el planeta. Finalmente, para aquellos jóvenes deseosos de ingresar en el mundo del diseño de modas, aconseja: “Hacer contenido artístico con densidad intelectual. Se debe entender que la moda es una herramienta de empoderamiento y pensamiento; por lo anterior, es indispensable percibirla como lo que es y nunca entenderla como superficial o carente de fondo”. Por su determinación, compromiso y persistencia, Camila Miranda estuvo en la sección ‘Entrevista’ de Enfoque Caribe.

Compartir: