ANDREA ECHEVERRI

EDITADO POR ENFOQUE CARIBE

Andrea Echeverri Árias es una madre, cantante y ceramista bogotana, que creció disfrutando de un ameno ambiente familiar rodeado por los majestuosos paisajes de los Llanos Orientales: “Lo que más recuerdo de mi niñez y adolescencia son las temporadas que pasábamos allá con mi familia. Los ríos, los caballos y las fiestas; siempre había reuniones con aguardiente y canto”, comenta Echeverri. Y es, precisamente, detrás de estos encuentros, donde se tejió su interés por la música, ya que desde muy pequeña escuchó a su mamá con una guitarra acústica ser el alma de todos los festejos. Con el paso de los años, pese a tener esta inclinación, decidió encaminar su formación profesional hacia el arte, a lo que explica: “Era lo que más me gustaba en el colegio. Me identificaban como aquella persona que hacía dibujos y escribía con caligrafías distintas los nombres de los novios de mis amigas”, rememora.

Luego de estudiar arte y especializarse en cerámica, conoció a Héctor Buitrago, quien tenía una banda de ‘hardcore’ llamada La Pestilencia; sin embargo, “él quería empezar un proyecto diferente, y un amigo nos conectó; entonces, empezamos a ensayar en una banda que se llamó Delia y los Aminoácidos”, comenta Andrea. Es así como en la década de los años noventa, en el barrio La Candelaria de la ciudad de Bogotá  —Colombia—, emergió una asociación musical que marcó la historia del ‘rock’ en Colombia y Latinoamérica; pues, desde entonces y hasta la actualidad, han cautivado a los fanáticos de este género con su concepto musical alternativo e imponente puesta en escena, muy alejada de las convencionalidades; propuesta que luego evolucionó y, en el año 1993, se convirtió en la agrupación insignia del ‘rock’ colombiano: Aterciopelados.

ANDREA ECHE 1

Tras más de 20 años de carrera, sus producciones discográficas se posicionan como un referente dentro del ‘rock’ a nivel nacional e internacional; por ejemplo, ‘Con el corazón en la mano’ —1993—, mediante el cual se dieron a conocer en la industria; ‘El dorado’, tema que los impulsó al reconocimiento más allá de las fronteras colombianas; luego siguieron con ‘La pipa de la paz’ —1996—, ‘Caribe atómico’ —1998—, ‘Gozo poderoso’ —2000—, entre otros álbumes. En el año 2016 lanzaron ‘Reluciente, rechinante y aterciopelado’, en el que grabaron antiguos temas junto a grandes artistas como Goyo de Choquibtown y Catalina García —Monsieur Periné—. Después de estos éxitos, los premios no se hicieron esperar, pues fueron nominados y merecedores de estatuillas en los Grammy Awards, Latin Grammy Awards, Premios lo Nuestro, MTV Latinoamérica, MTV Awards, etc. Con respecto a su evolución musical, Andrea expresa: “Aterciopelados siempre nos ha reflejado en nuestro crecimiento, luchas que cada uno ha asumido e inquietudes conceptuales que nos habitan. Hemos sido rebeldes, rumberos, ecologistas, ancestrales, pacifistas, feministas, pero también humoristas, bailadores y creativos”.

No obstante, tal como manifiesta Echeverri, Aterciopelados son dos personas: “Un hombre y una mujer que con el tiempo han crecido y tomado caminos diferentes”; para explicar lo anterior, cita un fragmento de la canción ‘Dúo’ de su próximo disco ‘Claroscura’, pues describe como cada uno tiene su mundo propio y la banda los cobija, pese a sus contrastes y diferencias: “Él vegetariano, yo casi vampira; él abstemio, yo mujer al borde de un ataque de nervios; él ecólogo, yo lunática; él activista, yo en medio de una crisis existencialista”. Por lo anterior, han realizado proyectos alternos, siendo el caso de su incursión como solista con ‘Andrea Echeverri uno’ —2004—, ‘Andrea Echeverri dos’ —2011— y ‘Ruiseñora’ —2012—; en los que aborda su vida, a través de temáticas como la maternidad, identidad y sus sentimientos; además, plasma su ideología neofeminista y antimachista, con el propósito de “romper estereotipos, generar fuerza e independencia y verme a través de un nuevo prisma”, agrega.

ANDREA ECHE 2

La agitada agenda que conlleva una carrera musical de talla internacional, no le ha impedido explorar su segunda pasión, la cerámica: “Me gusta porque con ella creo objetos de uso cotidiano. Esa magia del ‘ritual de lo habitual’, es lo que más me llama la atención”, sostiene. Asimismo, es un campo en el que se permite dar rienda suelta a aquello que deviene del cerebro y el corazón: la cultura popular, la risa y el dolor. Como ceramista ha compartido su trabajo en varias exposiciones importantes, entre ellas: La Bienal de Arte de La Habana, Cuba —1994—, exposición individual en el marco de la FIL en México —2007— y Retrospectiva en el Museo de Arte Moderno de Barranquilla —2008—. Por su parte, en medio de las melodías y la creación de objetos en arcilla, Echeverri intenta desempeñar el rol de madre de la mejor manera: “Hago lo que puedo, aunque nunca es suficiente; el tiempo, o la falta de él, es nuestro peor enemigo”, señala; por esta razón, reconoce la labor del padre de sus hijas, describiéndolo como la columna fundamental, ya que asume las obligaciones de ‘papá-mamá’ durante sus ausencias.  

El paso de los años le ha aportado diversas enseñanzas a la intérprete del éxito ‘Florecita roquera’: “He aprendido a encontrar mi voz, a buscar un lugar digno, poderoso y bello para la feminidad en una tarima; a escribir canciones que conectan con la gente, que van creciendo conmigo y se van transformando con la vida, los años y los hijos”, comenta. El ahora lo percibe brillante, como una segunda oportunidad, pero más robusta y potente; esto se debe a que el pasado 13 de abril salió al mercado ‘Play’, primer sencillo de la producción discográfica ‘Claroscura’, cuyo lanzamiento será el próximo 30 de mayo: “Estamos muy emocionados, el disco está hermoso, y el trabajo de arte y vídeo es espectacular”, expresa. Finalmente, a aquellas personas que quieren hacer realidad sus sueños en la industria, imprimiendo un sello auténtico, les brinda un consejo basado en la canción ‘Tumbao’ de su próximo trabajo: “Pelea, sé rebelde, no dejes que te anestesien. Alza tu voz, sé valiente, no te dejes arrastrar por la corriente. No te conformes, di algo que cuente y comunícate con la gente”. Por su creatividad, rebeldía y entrega, Andrea Echeverri estuvo ‘Bajo el lente’ de Enfoque Caribe.

Crédito de fotografías: María Alejandra Villamizal.

Compartir: