asperger

Por: Sabrina Fernández Torres

¿Sabías que gran parte de la población con la cual compartes o interactúas diariamente, podría padecer algún tipo de trastorno de aprendizaje? Pues sí, en la actualidad son muchos los síndromes, trastornos o problemas que han sido  investigados por diferentes profesionales como neurólogos, psicólogos, pediatras, pedagogos, entre otros, con el fin de llegar a detectar y establecer las características que identifiquen cada problemática, para así poder darle el tratamiento adecuado a cada uno. Si bien es cierto, los adultos solemos entrar en negación cuando nos hacen ver que nuestro hijo puede estar inmerso en alguna dificultad de aprendizaje; sin embargo, debemos tener en cuenta que esta situación, por la cual cualquier familia puede atravesar, no es el final para los estudios o para los sueños e ilusiones que el chico tenga. El éxito radica en hacer frente a esta circunstancia, indagar, investigar y saber entender en realidad qué trastorno presenta, ya que existen una gran cantidad de distintas problemáticas, como lo son: el déficit de atención, el autismo, el síndrome de Asperger, dislexia, discalculia, dispraxia, entre otros. Por medio de este artículo, ahondaremos en las características y aspectos que puede presentar una persona con síndrome de Asperger.

¿Qué es el síndrome de Asperger?

La Asociación Asperger y TGD de Aragón define este síndrome como: “Un trastorno del desarrollo cerebral frecuente de 3 a 7 por cada 1.000 niños de 7 a 16 años, que afecta más a los niños que a las niñas”.  Teniendo en cuenta que a simple vista no es notorio, ya que este no afecta los rasgos físicos de las personas, este síndrome pertenece a los trastornos del espectro autista, que consisten en alteraciones del desarrollo cognitivo o mental, entre las cuales encontramos: 1. Trastorno Autista. 2. Trastorno desintegrativo infantil. 3. Trastorno generalizado del desarrollo no especificado. 4. Síndrome de Asperger. Por otra parte, podemos distinguir algunas características relevantes que se ven afectadas en las personas que padecen estos trastornos, como lo son deficiencias en la comunicación social y los comportamientos restringidos y repetitivos.

Según Hans Asperger, pediatra e investigador, “se puede identificar a estos niños de modo casi instantáneo. Se les reconoce por pequeños detalles, por ejemplo, su forma de entrar en el consultorio en su primera visita, su comportamiento en los momentos iniciales de esta y las primeras palabras que pronuncian”. Cabe destacar que, lo más notorio del Asperger es la falta de interacción de las personas con su entorno social y/o cultural, no suelen comprender las situaciones que se presentan en el día a día y es para ellos todo un reto entender la ironía o el sarcasmo.

Características del síndrome de Asperger

Existen diferentes maneras de identificar este síndrome, sobre todo en los más pequeños. A las personas que lo padecen se les hace difícil recibir órdenes, podemos pensar que son chicos desobedientes y es fácil juzgar, rotularlos o etiquetarlos, pero en realidad están mostrando las particularidades de su problemática. A su vez, pueden tener intereses obsesivos; si les llama la atención las cometas, por ejemplo, se encargarán de indagar todo al respecto de este tema: ¿Cómo las pueden hacer?, ¿con qué materiales?, ¿dónde las pueden volar? En fin, y las coleccionarán, hasta tal punto que su tema de conversación favorito será ese, te hablarán de los adelantos y estudios que han conseguido y de lo importante que es para ellos. Por tanto, como es algo que les apasiona, no debemos contradecirlos o hacerles ver que no nos interesa el tema, porque esto para ellos sería una verdadera tristeza. Motrizmente pueden ser algo torpes, se les puede complicar tomar algunos objetos, anudarse los cordones, entre otros. Por su parte, la verdad y la honestidad de ellos no tiene espacio para dudas, son extremadamente apegados a las reglas y sin filtros para expresar sus sentimientos y opiniones, te dirá si cree que te ves bien o mal, si te hace más anciano, bonito o feo. Son analíticos y su memoria es excelente, tanto que pueden llegar a tener retentiva fotográfica. Son personas perfeccionistas y sus hábitos o rutinas son su zona de confort, si cualquier día por alguna razón les cambian sus rutinas, pueden llegar a sentirse extremadamente frustrados.

Hace algunos días, en las redes sociales hemos podido observar un video, que se ha vuelto viral, de un chico colombiano de 8 años, quien explica de qué se trata el síndrome de Asperger. Federico, inicia el video aclarando que “no es una enfermedad”, es una condición; del mismo modo, expone que si el cerebro estuviera hecho de piezas de lego, el de la mayoría de las personas sería armado con las instrucciones; sin embargo, el de los “Aspergers” está armado con las mismas piezas, pero sin mirar el folleto. Por eso, aclara que no es ni loco, ni raro, solo que su manera de percibir las cosas es diferente a la de los demás. En su explicación, el pequeño Federico demuestra que es una persona inteligente, además de señalar que no es necesario tildar, excluir, etiquetar o juzgar a quienes padecen el mencionado trastorno.

¿Cómo ayudar a los niños con el síndrome de Asperger?

Tanto en la casa como en la escuela, somos responsables de hacer sentir cómodos a los chicos con cualquier dificultad de aprendizaje, específicamente a los niños con SA. Por lo tanto, les comparto algunas recomendaciones:  

  • Trabajarles detenidamente valores como la tolerancia y la paciencia, para que así se les dificulte menos compartir con amigos, hermanos o compañeros.
  • Podemos enseñarles los diferentes tonos de voz que se pueden utilizar durante una conversación, esto por medio de relatos, cuentos e historias.
  • No utilicemos palabras difíciles para darles una explicación, se recomienda usar expresiones claras y concisas para evitar aturdirlos.
  • Tratemos de no emplear un lenguaje con sentido contrario o con exageraciones, recuerden que todo lo que hablamos lo entienden de forma literal.
  • En el aula de clases debemos ubicarlos en un espacio libre de agentes distractores. De igual manera, podemos incluir en nuestros planes de enseñanza temas interesantes para el chico, así le tomará más agrado a las asignaturas.
  • Sería genial realizarle una lista visible con sus horarios, rutinas y útiles que necesitará para cada labor.   

Recuerda que el síndrome de Asperger no resta inteligencia, famosos como: Bill Gates, Steven Spielberg y Lionel Messi, lo padecen; y esto no les ha impedido ser exitosos en sus áreas.

Compartir: