Por: Xail Iguarán & Laura Cantillo

Un hombre reconocido, no solo en nuestro país sino a nivel internacional, como Jon Sonen, nos recibe en su despacho, cálido, sonriente y accesible. Durante 15 años, se ha dedicado a construir el emporio de moda masculina más importante del país. Actualmente, con una nueva línea para niños, cuenta con presencia en casi toda Colombia y en países como Venezuela, República Dominicana, México, Puerto Rico, Costa Rica, Curazao y Estados Unidos. Pero, ¿quién es Jon Sonen y cómo empezó esta gran historia de éxito?

SUS INICIOS Y VIDA PERSONAL

DSC_0004-2

Se describe a sí mismo como un hombre muy familiar, al que le encanta viajar y explorar nuevos lugares. En cada uno de ellos encuentra sitios mágicos, los cuales lo inspiran para trascender y evolucionar en su negocio, como lo es asistir a ferias de renombre mundial, no sólo para comprar materias primas para sus diseños, sino también para exponer y dar a conocer su marca.

El deporte siempre ha sido una parte muy importante de su vida, gracias a su padre, que desde muy joven le inculcó la vocación de cuidarse a sí mismo. Durante la adolescencia se destacó en el triatlón y hoy día conserva el amor por ese deporte y su espíritu de atleta, esto lo demuestra en su dedicación, disciplina y constancia diaria. Aparte de eso, practica ciclismo, le gustan los aeromodelos y todo lo que tenga motor; su pasión lo ha llevado a coleccionar carros antiguos y motos. Disfruta de una buena película, el buen comer y estar en casa.

Su inicio en el mundo de la moda no fue por accidente, sus padres eran comerciantes de joyas y es por eso que desde muy joven vio cómo se desarrollaba el mundo de las ventas. Al terminar sus estudios viajó a Estados Unidos a trabajar, y al regresar a Colombia, a los 20 años, decidió continuar el negocio familiar y se dedicó a la bisutería. Tiempo después, se trasladó a Estados Unidos a buscar mercancía para poder abrir un pequeño local en Barranquilla con prendas importadas. Desde ese momento supo que le apasionaba la moda y asistió a Colombiatex, donde compró sus primeras telas y las llevó a diferentes sastres para confeccionar sus prendas iniciales.

“CONQUISTAR SIN RIESGO, ES TRIUNFAR SIN GLORIA.” PIERRE CORNEILLE

La marca no solo ha llegado al “top of mind” del hombre latinoamericano, ha trascendido al “top of heart” posicionándose por su buen gusto, exclusividad e innovación. Jon Sonen describe la moda como una forma de representar el estado de ánimo de quien la usa e imponer su estilo. Es por eso que la marca que lleva su nombre representa su personalidad y su forma de ver la vida. Si alguna de las prendas él no la usaría, no entra en el proceso creativo y de diseño de la marca.JON-SONEN-1024x604

La marca es ‘aspiracional’, además, posee la etiqueta de un lujo asequible de excelente calidad en telas e insumos, y pequeños y finos detalles, que son diferenciadores de otras marcas para un hombre contemporáneo que le gusta estar a la vanguardia de la moda y se aleja de los estándares convencionales.

¿Por qué hombres y no mujeres? “Simplemente porque nada es más satisfactorio que diseñar para ti mismo, apunta Sonen, y muchos se puedan identificar con lo que diseñas. A pesar de que no existen muchas marcas colombianas masculinas, no hay complejidad en diseñar para hombres, hay un mercado más grande que el de mujeres y consumen mucho más”. Aún así, invita y da la bienvenida a nuevas marcas que tomen el riesgo que él tomó hace muchos años.

Cuando hablamos de diversificar la marca, él lo ve más como complementarla. Las prendas de vestir y los accesorios que van para esas prendas de vestir: calzado, correas, gafas, entre otras cosas que hacen parte el estilo de vida de un hombre.

Con el tiempo ha aprendido cómo diseñar para diferentes tipos de hombres, dependiendo del lugar donde se encuentran, dentro del país y fuera de este; de acuerdo a la ocasión, uso, biotipo; y conforme a las necesidades del estilo de vida de los hombres.

DESAFIANDO NUEVOS MERCADOS
Siguiendo las tendencias globales “like father, like son”, el empresario está consolidando su nueva línea Jon Sonen boys. Para él, ha sido una experiencia súper divertida, donde las mismas prendas de adultos las están haciendo en versión pequeña, con el fin de fortalecer la conexión entre padres e hijos, sin dejar atrás su exclusividad y excelente calidad. Con esta nueva línea, Sonen busca incursionar en un nuevo mercado y mostrar que los niños pueden verse igual de sofisticados que sus padres, sin perder la esencia de su edad.

Como diría el dicho de José Narosky: “Dar con los ojos cerrados. Recibir con los ojos abiertos”. La responsabilidad social es parte importante de la filosofía de su organización y cree firmemente que ayudar a fundaciones y entidades sin ánimos de lucro hará que otras empresas lo imiten, creando una conciencia social real en la ciudad de Barranquilla y el país.

Compartir: